10 años | Para narrar

Para narrar:

El olvido es activo y reivindicador si la  decisión que remueve el recuerdo es individual.  Pero hay otro olvido y es aquel que reemplaza las vivencias por anécdotas empaquetadas en formatos dirigidos a oyentes afanados. Vacía de sentido la experiencia y el saber producido por el recuerdo, que es otra forma de comprender el aprendizaje. Y si las memorias no se reconocen con dignidad, el conocimiento sobre lo que nos pasó también será pensado como ecos sin historia.

La memoria cuenta los relatos con dignidad porque son retratos de la experiencia. Conectan la menta con los gestos y la palabra. Enlaza en su acción otras historias y expande la percepción de compañía. Porque aún cuando quienes escuchan no lo vivieron, identifican asuntos que les son propios permitiéndoles pensar en sus narraciones personales.

Vidas entretejidas recorren las calles de Moravia. Con cada paso se narra una historia que es la misma de la humanidad: las migraciones, los encuentros culturales y las acciones colectivas de unas comunidades en el proceso de reconocerse en un territorio.

10 años | Para refugiarse


Para aprender

¿Lobo está? Las niñas y los niños juegan. No siempre en el bosque, aunque en Moravia hay uno. Arman construcciones en las aceras con hojas, piedras y muñequitos. Patean balones en las terrazas. Intercambian tesoros encontrados en paseos. Imitan gestos, combinan ropa para diferenciarse o encontrarse. Son amigos de los gusanos y de los elásticos. La lluvia es un juego que llega de sorpresa, y los días de sol-son para rodar cuesta abajo en piscinas de jabón. Un día trepan árboles. Otro, paredes de ladrillos color salmón(a). Tienen el poder de acercarse con sigilo y alejarse retumbando los suelos en segundos.

Hay días que las niñas y los niños no juegan, ni aprenden. Lo olvidan. No hay nadie que se los recuerde. Pero después llega el lobo y abre su bocota mostrando los dientes. Y las niñas y los niños se ríen. –¡Es un disfraz! –gritan. Todos saben que en la casa del patio grande con carpa de colores los lobos  también son niños.

¿Cómo ME SUMO? Participación: avances y retrocesos

Nuestra iniciativa de conversatorios, Conversación en 4 bocas, trae el ciclo ¿Cómo ME SUMO? en torno a las #ComunidadesActivas, los procesos de activismo y movilización ciudadana, que invitan a conocer y reflexionar sobre otras formas de participar y construir desde lo colectivo.

La participación en Colombia ha tenido momentos de auge y de caída. Antes de la aprobación de la Constitución Política de 1991, el régimen político era formalmente elitista y dirigido por unas minorías selectas. La interacción entre gobernantes y gobernados se daba a través de la movilización social, las redes clientelares y las protestas, donde el Estado respondía con formas represivas. Tanto el autoritarismo, como el clientelismo deslegitimaron el sistema político colombiano, por lo tanto, en las reformas del Estado de los años noventa y en la nueva Carta Política se le dio protagonismo al ejercicio de la participación, tanto para organizar el Estado, como para concebirla como fin esencial y razón de ser de su existencia.

No obstante, el derecho a la participación tiene un significado equívoco y problemático, puesto que se deriva de una construcción histórica, que está permeada por múltiples factores y diferentes niveles de interpretación, concepciones e intereses. En otras palabras, depende de la correlación de fuerzas que se da en el campo de lo político. Por otro lado, muchas comunidades y grupos organizados coinciden en que a la participación se le ponen condicionamientos, que terminan por desincentivarla.

La construcción del derecho fundamental a la participación resulta de la confrontación y de las alianzas entre los diferentes actores que confluyen en el escenario de lo político. En él se ha dado una irrupción de nuevos sujetos, nuevas voces (mujeres, jóvenes, ambientalistas, activistas, LGBTI, comunidades negras, indígenas, campesinas) nuevas militancias (sociales, territoriales, socioambientales y culturales) y nuevos internacionalismos (cosmopolitismo, “redes desde abajo”, Foros Sociales, discursos antineoliberales) que emergen, para darle forma a nuevas formas y expresiones de la ciudadanía.

En los márgenes, en las pequeñas historias locales, se gestan movimientos con relatos, otros, que ponen la vida en el centro, así como la reivindicación de la gente común y  la multiplicidad de saberes y sabores populares. Es en esos procesos donde se cualifica la participación, porque se decide más allá de un “sí” o de un “no”.

Las estrechas fórmulas institucionales, aún con algunos resultados favorables, es necesario ponerlas en cuestión, para reconocer que la participación puede ser más vital, profunda y creativa.

Catherine Vieira.

Politóloga y Docente de cátedra de la UdeA.

Invitados

Ana María García

Coordinadora del Referendo por el Agro en Antioquia.

Yamid González

Integrante del Periódico Calle 30, del Comité de Concertación Social de Pueblorrico y del Cinturón Occidental Ambiental.

Modera

Catherine Vieira

Politóloga y Docente de cátedra de la UdeA.

Profesional en el proyecto Cultura al Centro que ejecuta la Universidad de Antioquia, para la Secretaría de Cultura Ciudadana.

Es Politóloga, con experiencia en la investigación, síntesis, análisis y gestión de asuntos sociopolíticos, socioambientales y socioculturales a nivel territorial, identificación de riesgos y análisis de coyuntura; apoya procesos de construcción de ciudadanía, participación y movilización social. También es docente en pregrado, diplomados y semilleros de educación no formal y en procesos de formación e investigación para la participación sociopolítica, socioambiental y sociocultural, con organizaciones y líderes sociocomunitarios.

  • Candidata a Magíster en Humanidades. Universidad EAFIT, Medellín.
  • Especialista en Políticas Públicas para la Igualdad. Consejo Latinoamericano de Ciencias
    Sociales –CLACSO- y la Facultad Latinoamericana en Ciencias Sociales –FLACSO-, Sede
    Brasil.
  • Especialista en Planificación y Gestión del Periodismo. Universidad de Buenos Aires-
    Argentina.
  • Postgrado Internacional en Gestión y Política en Cultura y Comunicación.

 

Gestón del pensamiento

 

En el 2018 seguimos aprendiendo juntos

El conocimiento en colectivo nos permite diversificar las ideas, las creaciones, las formas de comunicarnos y relacionarnos.

Este año te invitamos a seguir aprendiendo juntos en La Casa de Todos. A continuación compartimos la oferta de cursos de formación artística y cultural de este primer semestre del 2018.