10° Festival Músicas Campesinas

Resistencias del campo

Desde hace 10 años el Festival de Músicas Campesinas promueve el intercambio y el diálogo cultural desde los encuentros y las diversas expresiones musicales del campo colombiano, que se conectan con los orígenes de los habitantes del barrio Moravia y de la Comuna 4 de Medellín. Moravia “barrio de migrantes”, a causa del desplazamiento forzado, las violencias de la guerra y la injusticia social, es un territorio diverso en sus expresiones culturales, que refleja en las formas de sus calles y viviendas las formas de interacción cercana que se vive en las veredas y los pueblos. La autoconstrucción de las casas, los acueductos y los caminos, la transformación del territorio hecho con las propias manos.

Durante el tiempo en que se ha realizado el Festival hemos contado con un homenajeado, representante de la música popular campesina, entre ellos a: Pedro Nel Isaza – Judith Arboleda – Los Relicarios José Bedoya – Virgelina Rendón -Ricardo González – El Caballero Gaucho – Alberto Burgos y Rafael Bran. Este año reconocemos a los músicos de la comuna 4 que nos han acompañado con sus historias e interpretaciones musicales como habitantes urbanos con tradición popular campesina.

Desde la década de los 30, gran parte de las propuestas musicales campesinas dan cuenta del diario vivir campesino, evocan sentimientos, tradiciones e historias de contextos alejados de lo urbano. Apropiaciones rítmicas provenientes de México, Ecuador o Argentina que fueron llegando de diferentes formas, se fueron adaptando lentamente al contexto rural nacional y comienzan a tomar fuerza en las diferentes regiones colombianas, para dar lugar a los ritmos que hoy reconocemos como músicas campesinas.

Este año hacemos énfasis en la palabra “resistencia” comprendiendo que las relaciones de vida entre el campo y la ciudad expresan tensiones y reflexiones económicas, sociales, políticas y ecológicas. Frente a esto exploramos las siguientes premisas que nos ayudan a desarrollar la temática: el rol de las mujeres en el campo, el trabajo de la tierra y las consecuencias ecológicas de la industrialización.

En esta décima versión del Festival, el Centro de Desarrollo Cultural de Moravia, celebra una vez más la riqueza musical y rural de nuestro país, y para esta ocasión, las voces e instrumentos que musicalizan la palabra y la memoria campesina, como un acto de resistencia que abre preguntas sobre las representaciones del campo haciendo visible lo vivido y lo anhelado.

¡Agéndate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 9 =